La vida es un préstamo

“Esta vida no es más que préstamos, préstamos de buenas y malas cosas, de personas, de pequeños ratos de felicidad, préstamos de salud, de años de vida, de cariño… pero solo son préstamos, nada es nuestro, todo debemos devolverlo o pagarlo con altos intereses; cuanto antes aprendamos eso, antes estaremos preparados para encajar la primera pérdida.”

Doña Elvira en Corazón de acantilado