Microcuentos y secretos, la combinación perfecta

Hace poco desde Microficción me invitaron a participar una vez más en su macrojusta literaria a través de twiter. Para quien no lo sepa, es un juego de una hora con unos ocho participantes de todas las partes del mundo. De hecho, yo era la única española. Un minuto antes de la hora acordada te dan un tema y de ahí tienes que tuitear todos los microcuentos sobre ese tema que se te ocurran. En esta ocasión los microcuentos iban sobre secretos.

A mí siempre me sucede lo mismo, en los diez primeros minutos me bloqueo y no me ocurre gran cosa, pero conforme va avanzando la hora, la creatividad se aviva y las pequeñas historias van surgiendo solas, así que aquí os dejo todos microcuentos sobre secretos que se me ocurrieron en sesenta minutos:

secreto1

Microcuentos sobre secretos

  1. Él siempre me guardaría el secreto. En su lápida inscribí “hasta el fin de los tiempos”.

  2. El dictador guardaba sus peores secretos dentro de los misiles. Le aterrorizaba que alguien los descubriera. ¡Tenía que deshacerse de ellos!

  3. Para secreto, sus cuentas en Suiza, que al morir nadie supo los millones ilícitos que albergaban. Y el país muriendo de hambre.

  4. El secreto mejor guardado del universo son sus límites. Límites que un mortal no llegará a conocer nunca.

  5. –Adan, te voy a contar un secreto.  –Dime, Eva.  –La manzana la guardo yo, en intimidad.  Tanto excavó Adán que fueron expulsados del paraíso.

  6.  secreto mejor guardado del chef era que entre los fogones y él no existían secretos

  7. No había secretos entre ellos, excepto la piel del otro que siempre acababa molestando…

  8. Tras muchos esfuerzos logró descifrar su contraseña secreta. ¡La huella dactilar! Pero aquel dedo ya se estaba pudriendo.

  9. –Si me hipnotizas te cuento un secreto. –Si te hipnotizo no volverás a recordarlo.

  10. Bajo su piel aguardaban más secretos que escamas.

  11. Entre tú y yo no existe ningún secreto. Tan juntos esta noche que no cabe ni un susurro entre nosotros.

  12. El secreto del fuego del dragón no era la mala digestión, sino la pasión que lo abrasaba por dentro.

  13. El agente secreto murió en pecado y fue al infierno porque nunca pudo confesar sus más oscuros secretos.

  14. El secreto de la creatividad parecía sencillo, pero por más cráneos que abría y por más que rebuscaba en ellos, nunca encontró nada

  15. En aquel planeta extraño los secretos no existían. Todo lo que no se verbalizaba se convertía en una mentira.

  16. Decidió abrir caja de los secretos, cubierta de polvo y oscuridad, desde entonces solo se escuchan en el mundo aquellos gritos desgarradores.

  17. Tan bien guardó su propio secreto que nunca fue capaz de encontrarse.

Guardar

Guardar

Guardar